Make your own free website on Tripod.com

Charo y Rafa

(08-02-2006)

 

Charo venía desde Zamora, pero era medio prima de la gaditana que estaba anunciada, y era la primera vez que nos visitaba. 
Así que a modo de presentación nos habló sobre su tierra, que era un poco como ella, pequeña y coqueta. Para pasar a contarnos historias sobre un príncipes y una ranas, o del príncipe Jazim que podria ser una historia real. Para el siguiente cuento, sobre un campesino y una princesa, fue ayudada por Ventura. Paso a otra historia sobre la muerte cuando visito Galicia, que necesito algo de silencio. Y nos habló también de otra muerte, esta vez de un político, en la que se ayudo de todo el publico. Para acabar antes del descanso con cuento corto.

 

Después nos visitó nuestro amigo Rafa, que ha venido otras veces, y es vecino del barrio. Empezó con dos historias tipo cuentos, también sobre príncipes y princesas,  y en este caso un dragón. Después de una interrupción debido a una persona del publico, en la que ha hubo que hasta salir de la barra, y Begoña tuvo que increpar a la que molestaba. Desde aqui decir que es una falta de respeto, para el artista y el publico asistente estas interrupciones ya que los cuentacuentos son como el teatro o el cine, que si hablas en tono alto molestas, y aunque dudo que las personas que suelen faltar el respecto lean estas líneas, por si acaso y si es por ignorancia, hacemos mención, aparte por si hubiera escarnio general. La siguiente historia de Rafa trati sobre un elefante sin trompa y fue muy participativo, para asi intentar ganar la mayor atención posible, cosa que logró. Para pasar a una serie de reflexiones más al estilo monologo, sobre las patatas, los condones, los olores, la leche, el yogur, la croquetas de la abuela, la lista de la compra, el mercado, los anuncios o la propia madre, es decir, de lo más variado. En resumen, Charo muy bien, muy dinámica, activa y divirtió al publico consiguiendo varios aplausos espontáneos. A rafa le conocemos de sobra y siempre nos deja ese buen sabor de boca y ese dolor de mandíbulas de tanto reír. Esperamos que vuelvan juntos o por separado.